¿Qué es para ti la infidelidad?

hands-437968_1920

No todo el mundo entiende de la misma manera el concepto de infidelidad. Parece que todo el mundo tiene bastante claro que lo que conlleva un coito, por así decirlo, cuenta como falta. Aunque, claro, no cuenta igual si ha sido una vez, así casi por despiste, o si se es reincidente. Pero, ¿y todo lo demás?

Por ejemplo, en la era de Internet, ¿cuenta lo mismo una conversación subida de tono con alguien en persona, que si se hace a través del móvil o la pantalla? ¿O cuenta solo si ha habido intercambio de fotos o de imágenes por la webcam? Teniendo en cuenta de que en las redes sociales de citas, muchas de las personas que cuelgan su perfil son personas que tienen pareja, ¿cuenta ya solo la intención de ser infiel aunque no haya pasado nada?

Volviendo al terreno físico, tampoco todo el mundo está de acuerdo en cuál es el límite. Si se tiene claro que el hecho de que si hay penetración se ha sido infiel, parece que el sexo oral también podría entrar en esa categoría. Pero puede haber muchos más roces, incluso con la ropa puesta, mucho más intensos que los que se hacen sin ella. Y qué hay de la cuestión de los besos. ¿Cuentan los con lengua y no los sin lengua? Quizá cabría pensar que si solo ha sido un beso, pero hemos parado la situación antes de que se nos fuera de las manos, es que realmente hemos conseguido que no pasase nada. Todo depende de cómo se mire.

Porque no importa solo el hecho sino también cuándo ha ocurrido. Quién no recuerda ese momento entre Ross y Rachel en Friends cuando, tras una pelea, él acaba con la chica de las fotocopias, pero se agarra, además durante varias temporadas, al argumento de “nos estábamos tomando un descanso”. Incluso siendo así, durante un break para repensarse las cosas, ¿todo vale o sigue habiendo normas?